lunes, 3 de septiembre de 2012

Una propuesta de evolución del CTT: Hacia el portal de #cloudcomputing del #egov

El Centro de Transferencia de Tecnología (CTT) fue creado por el artículo 46 de la Ley 11/2007, con el objetivo de mantener un directorio de aplicaciones de las Administraciones Públicas para su reutilización. Su función fue concretada con algo más de detalle en el artículo 17 del Real Decreto 4/2010 que regula el Esquema Nacional de Interoperabilidad, dónde se concretaba, adicionalmente, la sugerencia de publicar el código de las aplicaciones.

El CTT en su estado actual ha jugado ciertamente un rol importante. Basta ver los boletines de estadísticas trimestrales del Observatorio de Administración Electrónica, que reflejan un crecimiento constante y exponencial de usuarios y aplicaciones compartidas entre las Administraciones Públicas españolas.

El concepto originario del CTT, surge de las forjas de software libre. Las Administraciones debían compartir, reutilizar y colaborar en el desarrollo de aplicaciones, que posteriormente adaptaban a sus propios servicios. Con la presión económica de unos presupuestos cada vez más ajustados y la necesidad de mayor agilidad de los Gobiernos en proveer servicios, el concepto de reutilización customizada pierde necesariamente vigencia. La reutilización ha de ser directa, adaptando si es necesario el proceso interno a la aplicación pre-existente, y no al revés como venía siendo habitual actualmente. Nos encontramos por tanto con una historia de éxito susceptible de anquilosamiento.

La (r)evolución ha de ser, consecuentemente, hacia el uso de la aplicación como servicio, sobre la base de una serie de aplicaciones administrativas comunes. Ello adicionalmente daría un modelo de contabilidad con posibilidad de transferencias económicas entre Administraciones que diera sostenibilidad a los servicios comunes. Siguiendo el modelo de apps.gov en USA o govstore.net en UK, se trataría de incorporar al CTT las funciones necesarias para una unidad administrativa pudiera contratar un paquete de notificaciones electrónicas, un servicio de sellado de tiempo, buzones de correo o la aplicación de gestión de personal a un tercero, público o privado. Compartir y reutlizar aplicaciones tan fácil como hacer la compra en Amazon o Carrefour OnLine.

Efectivamente, se trataría de hacer del CTT el portal de la nube de las Administraciones Públicas españolas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada